Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    Prácticas inclusivas para que todos los huéspedes sientan que los reciben bien

    Recibí consejos de anfitriones experimentados que pueden enseñarte de todo, desde actualizar tu anuncio hasta evaluar a los huéspedes.
    Por Airbnb el 27 de jun. de 2022
    Lectura de 6 minutos
    Actualizado el 15 de jul. de 2022

    Lo más destacado

    Ser anfitrión en Airbnb significa abrir tu espacio a gente de todo el mundo y la inclusividad es la base para hospedar.

    La clave para que te vaya bien como anfitrión está en entender de qué manera lográs que personas de todos los orígenes se sientan cómodas y como en casa. Como comunidad, nos comprometemos a recibir a todos los huéspedes de cualquier color de piel, religión, nacionalidad, origen étnico, discapacidad, sexo, identidad de género, orientación sexual o edad, con respeto y sin prejuicios.

    La hospitalidad inclusiva es fundamental en el proceso de tener éxito como anfitrión. Qué quiere decir esto:

    • Aceptar y recibir bien a todos los huéspedes de todos los orígenes.

    • Ofrecer una experiencia equitativa y tener cubiertas las necesidades de los huéspedes.

    • Conectarte a través de las diferencias y las similitudes.

    • Adoptar una mentalidad abierta y disponerte a consultar qué pueden necesitar los huéspedes en su estadía.

    Airbnb recopiló datos de anfitriones, huéspedes y expertos para que puedas incorporar prácticas inclusivas a tu rutina como anfitrión y brindar calidez a todos los huéspedes. Estas acciones recomendadas, que van desde configurar tu anuncio hasta dejar una evaluación, pueden ayudar a atenuar los prejuicios implícitos y permitir la conexión.

    Antes de la reserva: creá un anuncio inclusivo

    Si dejás claro que recibís a personas de todos los orígenes, los huéspedes de comunidades históricamente marginadas se van a sentir más cómodos y van a animarse a reservar tu alojamiento. Gracias a las conversaciones con los huéspedes, hemos aprendido que las personas de estas comunidades en particular buscan señales de inclusión en los anuncios antes de reservar.

    Te mostramos algunas ideas para indicar que te importa la inclusión como anfitrión:

    • Dejá claro en las primeras frases de la descripción de tu anuncio que recibís a personas de todos los orígenes (consultá los ejemplos a continuación).

    • Describí con precisión las prestaciones de accesibilidad de tu propiedad y actualizá tus fotos.

    • Podés agregar pronombres o aclaraciones a tu perfil (como “ella”, “él”, “género indefinido”). Es una forma de mostrar cómo te gusta que se refieran a vos y también indica que para vos es importante usar los pronombres que prefieran tus huéspedes.

    • Activá la Reserva inmediata para que los huéspedes puedan reservar tu alojamiento sin preaprobación, lo que también indica que estás dispuesto a hospedar a cualquier persona que cumpla con tus criterios de reserva.

    • Ofrecé preaprobaciones y motivá a los huéspedes que se comuniquen con vos antes de reservar. Ahora sabemos que a veces los huéspedes contactan a los anfitriones antes de reservar para evaluar si van a ser aceptados y bien recibidos.

    • Antes de rechazar la solicitud de reserva de un huésped, pensá bien cuál es el motivo. ¿Podrías explicárselo sin problemas cara a cara a tu huésped?

    Consejo: Agregá más información tuya y de los intereses que tenés en tu perfil y en la descripción de tu anuncio para que los huéspedes tengan la oportunidad de conectar.

    Leé las frases inclusivas que otros anfitriones usan en sus anuncios e intentá adaptarlas al tuyo. Hablamos con los miembros del Consejo asesor de anfitriones y conseguimos estos ejemplos:

    1. Pedro de San Francisco escribe: “Mi hogar es un espacio seguro para las personas de todas las minorías y grupos marginados. Recibo a huéspedes de todo color de piel, religión, género y orientación sexual”.

    2. “En la segunda foto de mi anuncio aparece un monumento que dice: ‘Sentite parte’”, comenta Shinya de Osaka, Japón. Shinya también incluye una foto en la que dice: “Respeto la diversidad y la inclusión”, como una declaración de intenciones. También podés escribirlo en un pie de foto.

    Antes de la llegada: lográ que todos los huéspedes se sientan incluidos

    Cuando ya hayan reservado tu alojamiento, enviá un mensaje cálido a los viajeros. La empatía (sin hacer suposiciones) marca una gran diferencia en esta etapa.

    • Personalizá tu mensaje de bienvenida con información del perfil de los huéspedes. Podés preguntarles qué les gusta, de dónde vienen y qué hacen en su tiempo libre.

    • Usá lenguaje sin marcas de orientación sexual ni género cuando te refieras a ellos. Lo ideal es no hacer suposiciones sobre el género o la situación sentimental de una persona.

    • Si un huésped te consulta sobre los requisitos de accesibilidad, no dejes de despejar sus dudas y preguntale qué más podría necesitar.

    Consejo: Probá con enviar un mensaje a tus huéspedes para preguntarles: “¿Qué puedo hacer para asegurarme de que disfruten una estadía cómoda?”

    Si necesitás inspirarte, sacá ideas de los mensajes que otros anfitriones envían a los huéspedes. Te mostramos dos ejemplos:

    1. Michael de Falcarragh, Irlanda, dice que prioriza entablar una relación cálida de antemano. “Siempre agradezco a los huéspedes que hayan solicitado hospedarse en nuestro alojamiento”, dice. “Después les digo que los voy a contactar más cerca de su visita, les deseo un buen día y [les aclaro que] si necesitan algo hasta ese momento, no duden en comunicarse conmigo”.

    2. Susan de Denver escribe: “Nuestro hogar es tu hogar, así que buscá el confort y hacelo propio. Si se te ocurre algo que nos ayude a mejorar la experiencia para nuestros huéspedes, no dudes en contactarnos”.

    Después del check-in: asegurate de que los huéspedes se sientan cómodos

    Los huéspedes, sobre todo los de comunidades históricamente marginadas, nos contaron cosas por las que sienten que los recibieron bien, como las siguientes:

    • Habilitá el check-in autónomo cuando puedas, pero preguntá a tus huéspedes si prefieren el check-in en persona.
    • No visites a los huéspedes sin necesidad. Mejor, dales privacidad y dejales claro que estás disponible (presencial o virtualmente) si te necesitan.

    Consejo: Incluí cualquier información que consideres importante sobre tu espacio en las normas de la casa para que los huéspedes puedan acceder a ella de forma digital.

    Después del check-out: evaluá a los huéspedes de forma objetiva

    Las evaluaciones son la base de la confianza en la comunidad de Airbnb. Dejar una evaluación a tus huéspedes es la oportunidad que tenés de mostrar gratitud y hacer comentarios útiles.

    • Usá los mismos estándares para evaluar a cada huésped.

    • Cuando puedas, recibí a huéspedes nuevos en Airbnb y evalúalos después de su estadía. Una evaluación les resulta muy útil a los huéspedes con futuras reservas.

    • Incentivá a los huéspedes a que dejen evaluaciones. Nos enteramos de que los viajeros de comunidades históricamente marginadas suelen leer las evaluaciones antes de reservar para saber si otros huéspedes como ellos sintieron que los recibieron bien.

    Seguí estas prácticas inclusivas, sobre todo si sos nuevo como anfitrión. Acordate de que lo más importante a la hora de recibir bien a todos los huéspedes es hacerles preguntas sobre sus necesidades y mantener abiertas las líneas de comunicación.

    Podés mostrar inclusividad con solo preguntarles: ¿Qué necesitás para sentir comodidad y buena atención en mi espacio? Y así, con suerte, vas a facilitar el hecho de que tus huéspedes se queden en tu alojamiento y la pasen muy bien.

    Lo más destacado

    Airbnb
    27 de jun. de 2022
    ¿Te resultó útil?