Confianza y seguridad

Tu seguridad es nuestra prioridad

La seguridad es imprescindible en cualquier hogar. Además de las medidas que adopta Airbnb para proteger a la comunidad, incentivamos a los anfitriones y huéspedes a que presten atención y tomen ciertas precauciones de seguridad cuando hospedan o viajan. Si querés informarte más sobre la importancia del monóxido de carbono a la hora de recibir viajeros, consultá este artículo de nuestro Centro de recursos.

Los anfitriones pueden obtener un detector de monóxido de carbono gratuito

Los detectores de humo y monóxido de carbono (CO) salvan vidas. Por ese motivo, nuestra misión es conseguir que se instalen detectores en el mayor número de alojamientos posible. Pedimos que todos los alojamientos estén equipados con detectores de humo y, si tienen dispositivos que queman combustible, solicitamos además que cuenten con detectores de monóxido de carbono. Consultá nuestro artículo de seguridad acá para obtener más información. En el caso de los anfitriones activos en Airbnb que no puedan comprar sus propios detectores de monóxido de carbono, Airbnb va a cubrir los costos y va a enviarles uno gratis (los anfitriones tienen que hacerse cargo de los impuestos aduaneros aplicables).
Una vez que recibas e instales tus detectores, actualizá tu página del anuncio para que todas las personas que lo consulten sepan que ofrecés este servicio. Queremos hacer un reconocimiento al esfuerzo que los anfitriones como vos ponen cada día en pos de ayudar a mantener la seguridad y la tranquilidad de los huéspedes, y te agradecemos por ayudarnos a mejorar la seguridad de nuestra comunidad de Airbnb.
Todos los anfitriones en Airbnb que cuenten con un anuncio activo pueden conseguir un detector de humo y monóxido de carbono de forma gratuita. Aunque solo podemos enviar un detector por persona, recomendamos a los anfitriones que instalen más si el alojamiento los necesita. Si tienen publicados más anuncios, también les aconsejamos que compren dispositivos para todos. Para registrarse, los anfitriones deben ingresar su dirección de envío en el formulario de pedido que van a encontrar más arriba. Si un anfitrión necesita varios detectores o quiere recibirlos lo antes posible, va a poder encontrarlos en páginas como Amazon.com o en negocios de electrónica locales. Términos y condiciones del programa
Para más obtener más información sobre el programa, consultá este artículo de nuestro Centro de ayuda.

Demostrales a los huéspedes que te preocupás por su seguridad

Durante toda la experiencia de reserva y una vez que queda confirmada, se le muestra al huésped la información sobre las características de seguridad del alojamiento, en particular si tiene detectores de humo y monóxido de carbono. En el caso de los alojamientos que indiquen que no tienen o que no proporcionan información sobre si tienen o no detectores de humo y monóxido de carbono, se les va a informar a los huéspedes de la siguiente manera:
En la página del anuncio: aparece tachado en la sección de servicios y se especifica en la sección Lo que tenés que saber.
En la página de confirmación de la reserva: en la sección Lo que tenés que saber se especifica que no se informó de la existencia de dispositivos de seguridad.
Correo electrónico de confirmación de la reserva: en la sección Información de seguridad y propiedad del correo electrónico, se informa que no hay detectores de humo o monóxido de carbono.
En el recordatorio de la reserva por correo electrónico: en la sección Tené en cuenta lo siguiente se especifica que el anfitrión no informó de la presencia de detectores de humo o monóxido de carbono.

Una vez que instales los detectores, actualizá el anuncio

Asegurate de agregar esta información a tu anuncio y de probar los dispositivos periódicamente. Para agregar o actualizar estos datos, seguí los siguientes pasos.
  1. Asegurate de haber iniciado sesión en tu cuenta de Airbnb e ingresá a la página Administrá tus anuncios.
  2. Seleccioná el anuncio que querés actualizar.
  3. Seleccioná Detalles del anuncio en el menú de la izquierda y, a continuación, hacé clic en Seguridad de los huéspedes.
  4. Hacé clic en el botón Editar en Seguridad de los huéspedes y desplazate hacia abajo hasta la sección Dispositivos de seguridad.
  5. Indicá si el alojamiento cuenta con un detector o no.
  6. Guardá los cambios
En nuestra app para celulares
  1. Accedé a la versión para anfitriones de la app y seleccioná el anuncio que querés actualizar.
  2. Desplazate hacia abajo y seleccioná la sección Lo que deberían saber tus huéspedes.
  3. Bajá hasta la sección Dispositivos de seguridad e indicá si el alojamiento cuenta o no con un detector.
  4. Guardá los cambios
Consejos de seguridad sobre GLP de la asociación estadounidense de protección contra incendios, (National Fire Protection Association, NFPA)
El gas licuado de petróleo (GLP) es el nombre común que se le da a cualquiera de las mezclas líquidas de gases volátiles e inflamables como el propano, el buteno y el butano. De acuerdo con la asociación estadounidense de protección contra incendios, (National Fire Protection Association, NFPA), el GLP se usa principalmente en electrodomésticos, como secarropas, estufas, hornos y calentadores, pero puede ser muy peligroso si no se almacena o usa correctamente. A continuación, vas a encontrar algunos consejos que ayudan a prevenir incidentes causados por explosiones y fugas de gas:
  • Almacená las garrafas de gas correctamente para minimizar el riesgo de fugas o explosiones de gas licuado del petróleo (GLP). No las coloques en el techo ni los guardes donde la garrafa pueda ser manipulada, dañada o expuesta al calor excesivo.
  • El mantenimiento y la instalación de electrodomésticos que usen GLP deben estar a cargo de un plomero o un profesional calificado. No instales ni realices tareas de mantenimiento, conexión o almacenamiento de garrafas de GLP por tu cuenta.
  • Las garrafas de GLP que suministran energía a diversos electrodomésticos como estufas, calentadores y secarropas, entre otros, tienen que colocarse en el exterior de la vivienda, nunca en el interior o en el garaje.
  • No intentes instalar, modificar ni reparar válvulas, reguladores, conectores o controles de los cilindros ni ninguna parte de las garrafas.
  • Si los conectores del dispositivo son viejos, llamá a una persona calificada para que inspeccione en busca de fisuras o roturas que puedan causar una fuga de gas.
  • Los electrodomésticos portátiles solo pueden usarse en interiores de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
A diferencia del monóxido de carbono, la mayoría de los GLP emiten un olor característico. Si hay olor a nafta dentro de tu espacio, salí lo antes posible y llamá al departamento de bomberos o al servicio de emergencias. No vuelvas a entrar hasta que te digan que es seguro hacerlo.