Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    Primeros pasos en Airbnb

    Conocé cómo empezar a ser anfitrión, desde crear tu anuncio hasta preparar tu alojamiento.
    Por Airbnb el 18 de dic. de 2019
    Lectura de 3 minutos
    Actualizado el 20 de jul. de 2021

    Lo más destacado

    • Consultá la normativa local de tu área en relación con los alojamientos compartidos.

    • Creá tu anuncio y configurá los precios y el calendario.

    • Ordená el espacio y proporcioná los servicios básicos que les encantan a los huéspedes.

    • Empezá a recibir huéspedes y ganar dinero.

    • Consultá nuestra guía completa y descubrí el mundo de los anfitriones.

    Creá un anuncio

    Pensá en tu anuncio como una publicidad de tu alojamiento. Tratá de hacerlo lo más atractivo posible sin omitir las peculiaridades del espacio.

    • Comenzá con lo básico. Ingresá datos como la ubicación del alojamiento, qué tipo de propiedad ofrecés y la cantidad de dormitorios y baños a los que van a tener acceso los huéspedes.
    • Sacá fotos del espacio. A los huéspedes les encanta consultar las fotos para decidir dónde quedarse. Para sacar buenas fotos, primero ordená el espacio. Sacá fotos de todas las áreas y, siempre que sea posible, asegurate de que haya luz natural y que la foto esté en orientación horizontal.
    • Destacá los detalles únicos. Cuando escribas el título y la descripción del anuncio, pensá en qué es lo que hace que tu alojamiento sea especial. Por ejemplo, destacá que tiene una buena vista o una pileta. Además, señalá cualquier aspecto de tu descripción que pueda ser importante para los huéspedes antes de reservar, como si hay escaleras o un lugar para estacionar.

    Organizá la logística

    El siguiente paso va a ser organizar la logística de tu alojamiento, para que todo se desarrolle sin problemas.

    Prepará tu espacio

    No importa si estás esperando al primer huésped o al número cien, estos son los pasos que tenés que seguir para asegurarte de que tu espacio está listo.

    • Ordená. Limpiá todas las habitaciones a las que tengan acceso los huéspedes, en especial, los dormitorios, los baños y la cocina. Asegurate de que en las superficies y los pisos no haya pelos, polvo ni moho. Armá las camas con sábanas limpias.
    • Guardá los objetos de valor. Si tenés joyas, pasaportes u otros objetos de valor, sería buena idea que los guardes en una caja fuerte, un armario cerrado o los dejes en un depósito. También podés pedirles a familiares o amigos que te los guarden.
    • Ofrecé artículos básicos. Para que los huéspedes se sientan como en casa, asegurate de que nunca les falte jabón, shampoo, papel higiénico, sábanas ni toallas. Tampoco viene mal dejar algunos de estos artículos básicos de sobra por si les hicieran falta.
    • Proporcioná los detalles del check-in. Preparate para la llegada y la salida de los huéspedes o pedile a amigos o familiares que te ayuden. Si nadie va a estar disponible, podés usar una caja de seguridad para llaves o una cerradura electrónica y proporcionar a los huéspedes las instrucciones para hacer el check-in a través de la app de Airbnb.
    • Agregá los toques finales. A los huéspedes les encantan los detalles. Un manual de la casa con instrucciones y consejos puede ser útil para orientar a los huéspedes. Y, si bien no es obligatorio, con una botella de vino o un regalito podés hacer sentir a los huéspedes como en su propia casa.

    Una vez que hayas configurado tu anuncio y preparado el espacio, todo está listo para empezar a recibir huéspedes y obtener ingresos.

    Lo más destacado

    • Consultá la normativa local de tu área en relación con los alojamientos compartidos.

    • Creá tu anuncio y configurá los precios y el calendario.

    • Ordená el espacio y proporcioná los servicios básicos que les encantan a los huéspedes.

    • Empezá a recibir huéspedes y ganar dinero.

    • Consultá nuestra guía completa y descubrí el mundo de los anfitriones.

    Airbnb
    18 de dic. de 2019
    ¿Te resultó útil?