Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    Cómo ser anfitrión a tu manera

    Ajustá tu configuración y las normas de la casa para hospedar como vos quieras.
    Por Airbnb el 10 de nov. de 2020
    Lectura de 5 minutos
    Actualizado el 16 de nov. de 2022

    Lo más destacado

    • Tu anuncio te permite especificar cuántos huéspedes vas a recibir y los servicios a los que van a poder acceder.

    • Las normas de la casa te ayudan a dar una idea a los huéspedes de lo que pueden esperar y a mostrarles tu estilo de hospedaje.

    • Tu configuración de reservas determina cuándo pueden reservar tu alojamiento los huéspedes.

    Es posible que abrir las puertas de tu alojamiento a personas que no conocés te resulte una experiencia completamente nueva. Para ayudarte a sentir más comodidad a la hora de hospedar, Airbnb tiene funciones y opciones de configuración que te permiten controlar cómo y cuándo recibir viajeros.

    Podés ajustar la configuración de reservas según tus necesidades, disponibilidad y preferencias, desde los espacios disponibles para los huéspedes hasta el número de huéspedes que podés recibir.

    No te preocupes si no sabés muy bien cómo configurar las reservas o cómo establecer las normas de la casa. Te vamos a explicar las diferentes opciones y vamos a incluir ejemplos para que sepas cómo podés hospedar a tu manera.

    Creá un anuncio claro y detallado

    Tu anuncio les permite a los huéspedes conocer un poco tu espacio, para que se hagan una idea de cómo es, y consultar los precios antes de reservarlo. Al crear tu anuncio, considerá lo siguiente:

    • El precio por noche y las tarifas que vas a cobrar: como anfitrión en Airbnb, vos establecés el precio por noche que vas a cobrarles a los huéspedes. Las tarifas se pueden modificar en cualquier momento antes de aceptar una reserva, y pueden variar según el día y la temporada. También podés incluir tarifas adicionales, como la tarifa de limpieza, por huéspedes adicionales y mucho más. Nuestros precios recomendados pueden ayudarte a establecer un precio competitivo.
    • Cuántos viajeros pueden hospedarse en tu alojamiento: en el anuncio, indicá el número máximo de huéspedes que podés recibir al mismo tiempo. Los huéspedes solo pueden reservar tu alojamiento si el número total de personas de su grupo es igual o inferior al que estableciste en los criterios para la reserva.
    • Qué servicios están disponibles para los huéspedes: aunque tengas una parrilla o un lavarropas, esos servicios no necesariamente tienen que estar habilitados para los huéspedes. Podés indicar qué servicios de tu alojamiento pueden usar los viajeros, cuáles no y cuáles están sujetos a restricciones. Por ejemplo, Brian, anfitrión en Newport, Rhode Island, incluye en la descripción de su anuncio: “Los huéspedes pueden usar el lavarropas si lo solicitan”.

    Establecé las normas de la casa

    Las normas de la casa te ayudan a que los huéspedes sepan qué esperar y conozcan tu estilo de hospedaje. También permiten que los huéspedes decidan con tiempo si tu alojamiento es lo que buscan.

    Ahora las normas de la casa aparecen en cuatro lugares importantes: en la página de tu anuncio, cuando los huéspedes hacen la reserva, en el correo electrónico recordatorio y en la Guía de llegada que reciben los huéspedes antes del viaje. Con reglas básicas, lo que incluyas en tus normas de la casa estándares se puede hacer obligatorio.

    Podés elegir tus normas de la casa estándares de una serie de opciones fijas en las siguientes áreas:

    • Mascotas
    • Eventos
    • Fumar y usar cigarrillos electrónicos
    • Horas de silencio
    • Horarios de check-in y check-out
    • Número máximo de huéspedes
    • Fotografía y filmación comerciales

    Como siempre, también podés agregar normas adicionales escritas para acompañar las normas estándares. Las normas adicionales tienen que especificar los espacios no disponibles para los huéspedes, como un balcón privado o un armario donde guardás tus cosas personales. También podés incluir normas vinculadas a costumbres locales o regionales (como los horarios de silencio de la siesta) y requisitos que no estén en las normas de la casa estándares (como que esté prohibido usar zapatos adentro del alojamiento).

    Si creés que un huésped está infringiendo las normas (sean las que hayas seleccionado o las que hayas escrito), comunicate con el Servicio de ayuda a la comunidad. Vamos a ayudarte si necesitás cancelar la reserva.

    Nota: Todas las normas de la casa tienen que seguir las políticas y los términos de Airbnb, incluidos los Términos de servicio y la Política contra la discriminación.

    Cómo editar tus normas de la casa

    Elegí la configuración de tus reservas

    Usá las configuraciones de calendario y de reservas para establecer tu disponibilidad e identificar los tipos de reservas que querés recibir. Cuando determines la configuración de reservas, tené en cuenta lo siguiente:

    • Tu disponibilidad: Vos decidís cuándo querés que tu espacio esté disponible para los huéspedes. Si no vas a estar en la ciudad, vas a recibir familiares y amistades o no podés hospedar en ciertos momentos, podés bloquear el calendario en determinadas fechas. Si preferís tener más tiempo para limpiar o descansar entre huéspedes, también podés establecer un tiempo de preparación estándar antes de cada reserva para crear intervalos entre las estadías.
    • Cómo pueden reservar los huéspedes: como anfitrión, vos podés elegir cómo reservan tu espacio los huéspedes, ya sea a través de la Reserva inmediata o con una solicitud de reserva. La Reserva inmediata permite a los huéspedes que cumplen con tus requisitos y que aceptan tus normas de la casa reservar de forma inmediata en cualquier fecha que esté disponible. Con las solicitudes de reserva, revisás y aceptás cada reserva de forma individual.
    • Cuánto tiempo querés que se queden los huéspedes: podés establecer una duración mínima y máxima de estadía para tus huéspedes de acuerdo con la legislación local. Algunos anfitriones determinan sus requisitos de acuerdo con la demanda por temporada, y pueden establecer períodos entre dos noches y hasta una semana de estadía mínima durante la temporada alta.
    • Preaviso: ¿no sabés si vas a poder recibir viajeros más adelante? No hay problema. Usá la configuración para controlar con cuánta anticipación vas a aceptar reservas. Así, los huéspedes no van a poder reservar en las fechas para las que no puedas comprometerte. También podés determinar cuánto tiempo necesitás antes de recibir a los próximos huéspedes. Por ejemplo, podés evitar las reservas para el mismo día o para el siguiente si preferís más tiempo de preparación.
    • Horario de llegada y salida de los huéspedes: cuando los huéspedes hacen el check-out tarde o llegan temprano, interfieren con otras reservas, en especial si tenés reservas consecutivas. Podés usar tu configuración para establecer los horarios de llegada y salida de los huéspedes, y editar tu anuncio para explicar por qué es tan importante que esos horarios se respeten (por ejemplo, podés especificar que el personal de limpieza llega a las 11 a. m.).

    Acordate de que podés modificar la configuración de las reservas cuando quieras. También te recomendamos que la revises con frecuencia para asegurarte de que coincida con tu disponibilidad y tus preferencias de hospedaje actuales.

    Recibí huéspedes con tranquilidad

    Los anfitriones agradecen que los huéspedes traten su alojamiento como si fuera su propia casa. En Airbnb, implementamos una serie de políticas y medidas para ayudarte a llamar la atención de huéspedes que buscan espacios como el tuyo.

    Además de estas medidas, contar con descripciones claras, normas de la casa detalladas y configuraciones actualizadas puede ayudarte a que los viajeros respeten tu espacio y, así, vos tengas más confianza y sientas ganas de bridarles una gran experiencia.

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Lo más destacado

    • Tu anuncio te permite especificar cuántos huéspedes vas a recibir y los servicios a los que van a poder acceder.

    • Las normas de la casa te ayudan a dar una idea a los huéspedes de lo que pueden esperar y a mostrarles tu estilo de hospedaje.

    • Tu configuración de reservas determina cuándo pueden reservar tu alojamiento los huéspedes.

    Airbnb
    10 de nov. de 2020
    ¿Te resultó útil?