Ir al contenido
    Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    ¿Qué asuntos legales y normativos debería considerar antes de ser anfitrión en Airbnb?

    A la hora de decidir si querés convertirte en anfitrión en Airbnb, es importante que tengas en cuenta la legislación de tu ciudad.

    Algunas localidades cuentan con normativas que no permiten reservas para estadías cortas si los huéspedes tienen que abonarlas. Estas normas suelen formar parte de los códigos administrativos o urbanísticos de la ciudad. En la mayoría de las ciudades, es necesario inscribirse en un registro, conseguir un permiso u obtener una licencia antes de poder publicar tu anuncio y alojar huéspedes. Además, es posible que algunos tipos de reservas de corta duración no estén permitidas directamente. El grado de aplicación de estas leyes por parte de las autoridades locales varía en gran medida. Las sanciones por incumplimiento pueden incluir multas o la aplicación de otras medidas.

    La normativa puede resultar confusa. Por eso, estamos trabajando con los gobiernos de diferentes países del mundo para poder aclarar las normativas y que todo el mundo comprenda cuáles son sus obligaciones.

    En algunas jurisdicciones, Airbnb se va a ocupar de calcular, recaudar y enviar el importe correspondiente al impuesto sobre el alojamiento en tu nombre. El impuesto sobre el alojamiento se calcula de forma diferente en cada jurisdicción, y estamos haciendo todo lo posible para poder ofrecer este servicio a más anfitriones del mundo.

    Hasta que esté disponible, revisá la normativa local antes de anunciar tu espacio en Airbnb. Podés encontrar más información sobre la legislación y la normativa de tu ciudad en nuestra página donde detallamos cómo ser un anfitrión responsable en la sección La legislación de tu ciudad.

    Al aceptar nuestros Términos de servicio y activar un anuncio, confirmás que vas a cumplir con las leyes y las normas locales.