Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    Impuestos para viajeros

    A veces, la normativa exige que los anfitriones cobren un impuesto a los viajeros. Recomendamos que los anfitriones lo incluyan en el precio de la reserva, pero algunos prefieren pedir que se pague directamente al hacer el check-in.

    Incluí los impuestos en el anuncio

    Solicitamos que los anfitriones mencionen los impuestos que correspondan en la descripción del anuncio y cuando se comuniquen con los viajeros antes de confirmar la reserva. Si sos viajero y querés estar al tanto del tema, pedile a tu anfitrión que te cuente sobre los impuestos con anticipación.

    Consideraciones locales

    En ciertos lugares, Airbnb estableció acuerdos con las autoridades locales para recaudar y liquidar algunos impuestos en nombre de los anfitriones. Los impuestos pueden variar y pueden calcularse sobre un porcentaje, una tarifa fija, el número de huéspedes o de noches, o el tipo de propiedad reservada, según la legislación y normativa de cada país. Cuando hagas una reserva en alguno de estos lugares, el importe correspondiente a los impuestos locales va a aparecer de forma automática en la página de pago y en tu recibo una vez que se haya confirmado la reserva.

    Impuesto al valor agregado (IVA)

    Además, Airbnb tiene la obligación de recaudar el IVA o el impuesto equivalente (como el impuesto sobre el consumo en Japón) por sus tarifas por servicio en aquellos países que gravan los servicios prestados por vía electrónica. Esto incluye a todos los países de la Unión Europea, Albania, Arabia Saudita, Bahamas, Chile, Colombia, Islandia, Japón, México, Noruega, Sudáfrica, Suiza y Uruguay. Airbnb también tiene la obligación de cobrar el IVA correspondiente a las tarifas por servicio de todos los usuarios que contraten a través de Airbnb China.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?

    Artículos relacionados