Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    Cómo poner en práctica el proceso de limpieza de 5 pasos de Airbnb

    Todo lo que necesitás saber para seguir el proceso de limpieza de 5 pasos.
    Por Airbnb el 4 de jun. de 2020
    Lectura de 8 minutos
    Actualizado el 25 de jun. de 2021

    Lo más destacado

    • El proceso de limpieza consiste en 5 pasos: preparate, limpiá, higienizá, verificá y volvé a dejar todo listo.

    • Sabemos que adoptar una nueva rutina de limpieza puede ser difícil, así que te ofrecemos consejos, listas de verificación personalizadas y más en la sección de limpieza de la pestaña Rendimiento.

      • También podés revisar el manual de limpieza de Airbnb, que está hecho en colaboración con expertos y te puede ayudar a poner en práctica el proceso de limpieza avanzada de 5 pasos.

      • Consultá nuestra guía completa para crear un espacio agradable para los huéspedes.

      Como ahora la limpieza es más importante que nunca, los anfitriones de alojamientos tiene que comprometerse a seguir el proceso de limpieza avanzada de 5 pasos de Airbnb, y nosotros estamos a tu disposición para ayudarte a ponerlo en práctica. Este artículo te muestra en detalle cada uno de los 5 pasos e incluye recomendaciones, consejos y trucos para que puedas cumplir a la perfección con los estándares de limpieza. Estas prácticas recomendadas se basan en el manual de limpieza avanzada, que elaboramos en colaboración con expertos en salud y hospitalidad pensando en tu bienestar.

      Antes de limpiar, es importante que vos o tu equipo de limpieza profesional consulten a las autoridades locales para conocer las pautas sobre el tiempo de espera adecuado antes de ingresar al espacio. Por ejemplo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC) recomiendan esperar el mayor tiempo posible (algunas horas, como mínimo) antes de entrar al espacio una vez que se haya ido el huésped. Esto puede ayudar a reducir la exposición a gérmenes. Para asegurarte de que vas a disponer del tiempo que necesitás para completar la limpieza, también podés actualizar la configuración de tu tiempo de preparación y agregar un intervalo entre estadías.

      Para ayudarte a empezar, compartimos con vos las prácticas recomendadas para los 5 pasos del proceso de limpieza: preparate, limpiá, higienizá, verificá y volvé a dejar todo listo.

      Paso 1: Preparate para limpiar de manera segura

      • Ventilá las habitaciones antes y durante la limpieza. Las autoridades regulatorias, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, recomiendan abrir las puertas y ventanas exteriores y usar ventiladores para favorecer la circulación del aire en el espacio antes de comenzar a limpiar e higienizar. Ventilá el espacio durante el mayor tiempo posible antes y durante la limpieza.
      • Usá los artículos de limpieza apropiados. Te recomendamos utilizar únicamente las soluciones y los desinfectantes registrados ante los organismos reguladores de sustancias químicas de tu Gobierno local (p. ej. la ANMAT en Argentina).
      • Revisá las pautas de seguridad de los productos químicos. Leé siempre las etiquetas para saber cuáles son los ingredientes activos y cómo utilizarlos de forma correcta.
      • Lavate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si eso no es posible, usá un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Además, acercate a la oficina gubernamental local y consultá cuáles son las pautas más actualizadas.
      • Usá equipo de protección. Antes de entrar en el espacio, te recomendamos que te pongas equipo de protección, como guantes descartables y barbijo o tapabocas de tela.
      • Sacá toda la basura. Al comenzar con este paso, evitás que la basura contamine el espacio una vez que ya lo hayas limpiado. Asegurate de poner bolsas en todos los tachos de basura para que sea más fácil tirar los productos descartables que uses durante la limpieza.
      • Retirá toda la ropa de cama y otros artículos textiles sucios. Los anfitriones nos dijeron que lavar estos artículos es una de las actividades que más tiempo consume al preparar el espacio entre una estadía y la siguiente. Retirá la ropa de cama y los demás artículos textiles sucios tan pronto como ingreses al alojamiento. Evitá sacudirlos porque eso podría aumentar la propagación de gérmenes.
      • Desenchufá los electrodomésticos antes de limpiar. Por tu seguridad y para proteger los aparatos, acordate de desenchufarlos antes de limpiar. Aunque estén apagados, los aparatos eléctricos que están enchufados siguen conectados a la corriente eléctrica. También podés cortar el suministro eléctrico.

      Recordatorio de seguridad: Te recomendamos que uses un equipo de protección limpio antes de entrar a un espacio. Leé todas las etiquetas de seguridad de los productos químicos para saber cómo utilizarlos de forma correcta.

      Paso 2: Limpiá el polvo y la suciedad

      Limpiar consiste en eliminar los gérmenes y la suciedad de las superficies (por ejemplo, usar un trapo con agua y jabón para limpiar las mesadas de la cocina y las hornallas). Es importante que completes este paso antes de higienizar el espacio.

      • Lavá la ropa de cama y el resto de los artículos textiles a la temperatura máxima recomendada por el fabricante. Acordate de lavarte las manos antes de tocar la ropa de cama limpia.
      • Lavá todos los platos y vaciá el lavavajillas. Para cumplir con los estándares de higiene, es muy importante lavar los platos que hayan usado los huéspedes. Si no tenés lavavajillas, lavá los platos a mano con agua caliente y jabón antibacterial para vajilla. Empezá por recorrer el espacio y juntar la vajilla de cada ambiente para evitar la contaminación cruzada.
      • Sacá el polvo y barré o aspirá el piso. Cuando saques el polvo, empezá de arriba hacia abajo para asegurarte de que no se te pase nada. Barré todos los pisos de superficie dura y aspirá las alfombras.
      • Limpiá las superficies duras con agua y jabón. Limpiá todas las superficies para eliminar la suciedad, la grasa, el polvo y los gérmenes. Las superficies duras incluyen las mesadas, las mesas, las piletas, las alacenas y los pisos. Cuando pases el trapo al piso, empezá desde el fondo de la habitación hacia el frente. Luego, tirá el agua en una pileta que todavía no se haya limpiado.

      • Limpiá las superficies suaves según las instrucciones del fabricante. Las superficies suaves incluyen las alfombras, la ropa de cama y los tapizados. Eliminá cuidadosamente cualquier suciedad visible y luego limpiá con los productos adecuados. Si es posible, lavá los artículos en el lavarropas según las instrucciones del fabricante.

      Recordatorio de seguridad: Para ayudar a prevenir la propagación de gérmenes, no te toques la cara mientras estés limpiando.

      Paso 3: Higienizá con un desinfectante

      Higienizar consiste en usar productos químicos para reducir el número de gérmenes y bacterias. Durante este paso, les pedimos a los anfitriones que desinfecten todas las áreas que más se tocan. Por ejemplo, los anfitriones pueden higienizar los picaportes, los interruptores de luz y los muebles rociando estas superficies con desinfectante químico.

      • Una vez que la superficie dura esté limpia, rociala con desinfectante. Concentrate en higienizar todas las superficies que se tocan con frecuencia en el espacio (como los picaportes e interruptores de luz). Asegurate de higienizar los aparatos electrónicos según las instrucciones de limpieza del fabricante.
      • Dejá que el desinfectante se mantenga húmedo durante el tiempo que sea necesario. La etiqueta especifica el tiempo que el producto químico tiene que permanecer húmedo sobre una superficie para higienizarla de manera eficaz. Esto le da tiempo de eliminar la mayor cantidad de gérmenes posible.
      • Dejá que las superficies se sequen con el aire. Si secás la superficie antes del tiempo indicado, no hay garantía de que el producto haya eliminado los agentes patógenos que se mencionan en la etiqueta.

      Recordatorio de seguridad: consultá todas las etiquetas de seguridad para asegurarte de que estás usando los productos químicos de limpieza correctamente.


      Paso 4: Revisá las listas de verificación de cada habitación

      Vas a tener acceso a listas de verificación de limpieza personalizadas, basadas en los detalles de tu alojamiento. Consultá cuáles son las mejores prácticas para cada habitación en las listas de verificación y compartilas con tu equipo para anfitriones o los profesionales a cargo de la limpieza.

      • Asegurate de haber higienizado todas las superficies que se tocan mucho. Si algo se te pasó, higienizalo.
      • Verificá si hay algún problema de mantenimiento o si falta algún artículo. Mientras vas repasando la lista para comprobar que todo esté listo, verificá si hay algún artículo que tengas que reemplazar, rellenar o reponer.

      Paso 5: Volvé a dejar todo listo en la habitación

      Para evitar la contaminación cruzada, es importante terminar de limpiar e higienizar una habitación antes de dejar todo listo para el próximo viajero.

      • Desechá y lavá los artículos de limpieza. Tirá a la basura los productos descartables, como las toallitas desinfectantes. Asegurate de limpiar cualquier otra herramienta que se haya usado. Lavá los trapos a la temperatura máxima recomendada según el material.
      • Cuando termines de limpiar, quitate el equipo de limpieza de forma segura. Desechá o lavá todos los artículos del equipo de protección según las pautas de uso.
      • Lavate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si eso no es posible, usá un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Además, acercate a la oficina gubernamental local y consultá cuáles son las pautas más actualizadas.
      • Inspeccioná visualmente cada habitación para asegurarte de que el espacio esté listo para recibir al próximo huésped. Hacé de cuenta que sos huésped que ingresa al alojamiento por primera vez.
      • Proporcioná artículos de limpieza para tus huéspedes. Muchos huéspedes nos comentaron que les gustaría poder limpiar por su cuenta durante su estadía. Para darles esa posibilidad, dejá a mano productos que puedan utilizar, como desinfectante para manos, toallas de papel, un desinfectante en aerosol o toallitas desinfectantes y un jabón de manos adicional.
      • Reponé tus artículos de limpieza. Asegurate de tomarte unos minutos para consultar las fechas de vencimiento y reponer los productos que hayas utilizado. De esa manera, vas a dejar todo listo para la próxima limpieza.

      Recordatorio de seguridad: Dejá siempre los productos químicos fuera del alcance de los niños.

      Comprometete con los más altos estándares de limpieza

      Ahora que conocés el proceso de limpieza de 5 pasos, es hora de actualizar tu rutina actual y aplicar estas técnicas en todas las habitaciones de tu espacio. Sabemos que adoptar una nueva rutina de limpieza puede ser difícil, así que elaboramos un manual de limpieza detallado que incluye indicaciones avaladas por expertos, consejos de seguridad y listas de verificación para ayudarte a poner en práctica el proceso de limpieza avanzada de 5 pasos de Airbnb. Los anfitriones de alojamientos tienen que seguir el proceso de limpieza avanzada de 5 pasos de Airbnb antes de cada estadía.

      Cuando un anfitrión se compromete a seguir el proceso de limpieza de 5 pasos, en la página de su anuncio aparece un distintivo por su compromiso con la limpieza avanzada para que los huéspedes sepan que aceptó seguir estándares de limpieza rigurosos.

      Tené en cuenta que es posible que los requisitos de limpieza se actualicen con el tiempo a medida que cambien las recomendaciones de los expertos. El proceso de limpieza de 5 pasos y el Manual de limpieza avanzada de Airbnb se basan en los avances científicos y siempre priorizan la salud y el bienestar de los anfitriones y los huéspedes.

      Sabemos que incorporar un proceso nuevo a tu rutina lleva su tiempo. Por eso, estamos desarrollando recursos de capacitación y sobre productos para ayudarte a integrar estos estándares de limpieza de manera eficiente y precisa. Para obtener información, recomendaciones y listas de tareas específicas, consultá la sección sobre limpieza en la pestaña Datos. Si necesitás pautas más detalladas, también podés descargar el manual de limpieza.
      La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación. El proceso de limpieza avanzada de 5 pasos reúne una serie de requisitos sencillos para limpiar tu alojamiento. Para obtener más información sobre cómo llevar a cabo esos pasos, accedé a todo el manual de limpieza de Airbnb. Como anfitrión, tal vez tengas que tomar medidas adicionales para garantizar tu protección, la de tus huéspedes y la de los equipos con los que trabajes. Además, consultá siempre las leyes y pautas locales pertinentes y cumplilas. Airbnb no es responsable de las lesiones o enfermedades que resulten de seguir este proceso de limpieza. Para obtener información sobre las pautas de limpieza y las normas específicas de tu zona, guardá este artículo del Centro de ayuda.

      Lo más destacado

      • El proceso de limpieza consiste en 5 pasos: preparate, limpiá, higienizá, verificá y volvé a dejar todo listo.

      • Sabemos que adoptar una nueva rutina de limpieza puede ser difícil, así que te ofrecemos consejos, listas de verificación personalizadas y más en la sección de limpieza de la pestaña Rendimiento.

        • También podés revisar el manual de limpieza de Airbnb, que está hecho en colaboración con expertos y te puede ayudar a poner en práctica el proceso de limpieza avanzada de 5 pasos.

        • Consultá nuestra guía completa para crear un espacio agradable para los huéspedes.
        Airbnb
        4 de jun. de 2020
        ¿Te resultó útil?