Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    Cómo ampliar tus actividades con las experiencias

    Los anfitriones llegan más lejos al ofrecer actividades inspiradoras.
    Por Airbnb el 17 de ene. de 2019
    Lectura de 3 minutos
    Actualizado el 7 de ene. de 2022

    Con desayunos caseros, recorridos a pie, actividades en el barrio y mucho más, está claro que los Superanfitriones se esfuerzan mucho por hacer que sus huéspedes se sientan como en casa. De hecho, alrededor del 30 %* de los anfitriones que brindan alojamiento les proponen recorridos y actividades a sus huéspedes. Algunos incluso llegaron a oficializar esas propuestas y comenzaron a ofrecer experiencias.

    Un buen ejemplo son los Superanfitriones Patricia Ramos y Oscar Fernández, que fueron de los primeros en ofrecer una experiencia en Cuba. Ambos son profesores de economía en la Universidad de la Habana y comenzaron ofreciendo alojamiento. Ahora, también organizan cuatro experiencias: una aventura cultural de dos días en La Habana y zonas rurales; un recorrido a pie de medio día por la auténtica Habana; una excursión de un día al campo cubano para cultivar café, criar animales y vivir de la tierra; y una conversación de dos horas sobre la economía y la sociedad cubanas, acompañada de un Cuba Libre o de otra bebida a elección. Además, “logramos que nuestros amigos se animaran a ofrecer otras 15 experiencias”, dijo Oscar.

    Patricia y Oscar nos contaron cómo hicieron para llevar su emprendimiento a otro nivel.

    Entonces, ¿cómo empezaron con las experiencias?
    Oscar: “Bueno, ya dedicábamos como dos horas a hablar con cada huésped durante cada check-in porque nos gustaba contarles todo lo que sabemos sobre Cuba. Y nos encantaba, porque nos sentíamos como si estuviéramos en clase, aunque con otro tipo de estudiante”.

    Patricia: “Después la gente comenzó a evaluarnos y a escribir [sobre nuestros recorridos improvisados]. Así que cuando Airbnb lanzó las experiencias en Cuba, pensamos: ‘¿Por qué no ofrecemos una experiencia parecida a lo que ya hacemos durante el check-in?’”.

    Cuéntennos sobre su primera experiencia, La aventura de ser cubano. ¿Qué la hace única?
    Patricia: “En general, quienes vienen de visita a Cuba esperan que les cuenten del tabaco, el ron y el ritmo de la salsa. Pero nosotros queríamos mostrarles un poco más: cómo funcionan el sistema educativo, el sistema de salud y el mercado, y cómo vive la gente con ingresos tan bajos. Hacemos un recorrido a pie por la ciudad y les mostramos lugares que no son para turistas, como Coppelia, que es el reino de los helados. Un helado de cinco bochas cuesta alrededor de 25 centavos de dólar. Hay que esperar unos 30 minutos para que te atiendan, y la gente hace sociales y hasta tiene reuniones mientras hace la fila. Es una pequeña muestra de la sociedad cubana. También llevamos a nuestros participantes en transporte público, que no es común en absoluto [para los turistas]. Al final del día, sienten que hicieron algo importante y que ahora pueden hablar con fundamento sobre cómo viven realmente los cubanos en una sociedad socialista”.

    ¿Qué es lo mejor de ofrecer una experiencia?
    Oscar: “Es impresionante lo mucho que se aprende y cuánto te enriquece a nivel cultural. En cada experiencia, compartís tu cultura. Seguimos dando clases en la universidad, así que incentivamos a nuestros colegas más jóvenes a que sean coanfitriones en nuestra experiencia. También creemos que Airbnb generó puestos de trabajo y mejoró la vida de muchos. Para nuestra experiencia “Vida en el campo”, llevamos a nuestros participantes a una zona rural para que conozcan a nuestros amigos, quienes viven de lo que les da la tierra, como la pesca y el cultivo de fruta y café. Los llevamos unas tres veces por semana, así que ahora nuestros amigos también son emprendedores”.

    ¿Algún consejo para otros anfitriones que estén pensando en ofrecer una experiencia?
    Patricia: “Lo importante es que tengas algo para compartir con la gente y que verdaderamente quieras hacerlo”.

    Oscar: “Porque lo que de verdad importa es bridarse por completo a los participantes. Tenés que ser vos mismo, ser auténtico. Si no, no vas a tener éxito”.

    *Basado en una investigación interna de Airbnb sobre más de 100 anfitriones.

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Airbnb
    17 de ene. de 2019
    ¿Te resultó útil?