Ir al contenido

Alquileres de lujo en Whistler

Encontrá y reservá alojamientos únicos en Airbnb

Alojamientos para vacaciones de lujo con las mejores calificaciones en Whistler

Los huéspedes están de acuerdo: estas estadías tienen excelentes calificaciones por su ubicación y limpieza, entre otros aspectos.

Totem Chalet
LUXE
casona entero · 6 huéspedes · 4 camas · 3 baños

Totem Chalet

High Point
LUXE
casona entero · 8 huéspedes · 10 camas · 5,5 baños

High Point

Horstman Lane
LUXE
casona entero · 8 huéspedes · 10 camas · 5,5 baños

Horstman Lane

Alojamientos de lujo para todos los estilos

El alojamiento ideal para que tu próxima escapada sea perfecta

  • Alojamientos destacados
  • Reservas flexibles
  • Alojamientos listos para reservar

Servicios populares de los alojamientos para vacaciones de lujo en Whistler

  • Cocina
  • Wifi

Otros excelentes alojamientos para vacaciones de lujo en Whistler

LUXEcasona entero
Esha
$498.472 por noche
LUXEcasona entero
Trails End
$268.408 por noche
LUXEcasona entero
Whistler Slopeside
$145.324 por noche

Todo sobre Whistler

¿Sueñas con unas vacaciones en Whistler? ¡Nosotros te ayudamos a hacerlas realidad!

Whistler-Blackcomb es un destino fabuloso para esquiar y hacer snowboard, además de una de las estaciones más grandes de América del Norte. Esta meca para los aficionados a los deportes de invierno se encuentra en la Columbia Británica, Canadá, a unos 120 km al norte de Vancouver: un entorno precioso con un ambiente distendido y agradable. En verano el clima es cálido y seco, mientras que en invierno la nieve se apodera de todo: en una temporada normal, la estación registra hasta 11 metros.

La forma más sencilla de llegar a Whistler es volando al aeropuerto internacional de Vancouver. Aunque desde allí tardarás 90 minutos o más en coche, el paisaje hará que el trayecto se te pase en un abrir y cerrar de ojos.

Sal de Vancouver por la Route 99, conocida como la «autopista del mar al cielo», y admira el océano Pacífico al oeste, salpicado de islitas que parecen ballenas jorobadas. A medida que te alejes de la costa, las colinas se convertirán en montañas y, antes de que te des cuenta, estarás llegando a tu chalet. Para ponértelo más fácil, Luxury Retreats puede alquilar un coche para ti u organizar un servicio de transporte desde el aeropuerto.

Toma las pistas

Whistler-Blackcomb, que fue la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en 2010, tiene una superficie de más de 3200 hectáreas que se extiende sobre dos montañas. Es tan grande que te costará decidir por dónde quieres empezar, sobre todo si es la primera vez que vienes. Para no perder tiempo cambiando de una montaña a otra, nuestra recomendación es que te centres en una cada día.

Un paraíso para los amantes del snowboard

Esta estación fue una de las primeras que permitió la práctica de snowboard y, por eso, aun a día de hoy muchos aficionados a este deporte eligen Whistler-Blackcomb como destino. Si tienes bastante experiencia, ve a la zona Harmony, donde encontrarás unos descensos fantásticos con árboles a los lados y bowls abiertos, o prueba la pista Peak to Creek, ambas en la montaña de Whistler. En Blackcomb encontrarás grandes snowparks para distintos niveles donde podrás practicar tus habilidades de freestyle. Si tienes poca o ninguna experiencia, en el Big Easy Terrain Garden hay rampas y barras pequeñas, mientras que Terrain Park está pensado para snowboarders de nivel intermedio y avanzado. El Highest Level Park es para auténticos expertos: ve solo si confías al 100 % en tus capacidades y recuerda que es obligatorio usar casco.

Esquía en un entorno de ensueño

Whistler-Blackcomb tiene muy buena fama entre los amantes del snowboard, pero también entre los esquiadores. En la montaña Whistler hay una sección exclusiva para principiantes: está en Olympic Station, junto al telesilla Fitzsimmons Express. Si tienes un nivel intermedio, dirígete a la zona del telesilla Big Red Express, donde encontrarás un montón de pistas azules. ¿Buscas algo más complicado? La doble pista negra del Couloir es un reto hasta para los esquiadores más experimentados.

¿Estás planeando visitar la estación en verano, pero no puedes dejar de pensar en la nieve? No te preocupes: en el glaciar Horstman podrás esquiar en cualquier época del año. Eso sí: ¡acuérdate de meter en la maleta un buen protector solar! Con independencia de cuándo planifiques tu visita, tu asesor puede encargarse de alquilar el equipo y contratar clases para ti.

El verano en Whistler

La estación ofrece también un montón de actividades «tradicionales» para disfrutar con el buen tiempo, y no todas implican un subidón de adrenalina.

Spa y bienestar

Si te gusta que te mimen, has elegido el destino adecuado. El pueblo de Whistler alberga varios spas al aire libre donde podrás disfrutar de un circuito tradicional de estilo escandinavo, que consiste en someter a tu cuerpo, alternativamente, a calor y frío para que te relajes por completo. Empezarás con una sesión en el baño turco o la sauna, seguido de una inmersión en agua helada y, para terminar, un rato en el solárium, que estará a temperatura ambiente. Repite la operación 3 o 4 veces hasta llegar al éxtasis absoluto. Uno de nuestros favoritos es el Spa Scandinave, que se encuentra a las afueras del pueblo.

Además, Whistler organiza periódicamente festivales de bienestar como el Wanderlust, que combina sesiones de yoga con lecturas, meditaciones, música y mucho más.

Aventuras para el buen tiempo

Bici de montaña, escalada en roca, senderismo... ¡El verano es una época ideal para explorar el lado más salvaje de Whistler! Empieza el día montándote en el Peak 2 Peak, el teleférico más largo del mundo. Las vistas del entorno te dejarán sin palabras. Después, coge la bici y recorre los senderos de la montaña. Serpentea entre los árboles ladera abajo, pedalea campo a través o da un tranquilo paseo por la orilla del río y para de vez en cuando para tomar un café o hacer fotos.

Si te gusta el senderismo, cálzate las botas de montaña, súbete al teleférico y pon rumbo a Harmony Meadows. Te espera una ruta exigente de 2 horas con vistas a lagos glaciares, las montañas y, en los meses de verano, campos de flores silvestres. ¡Te sentirás en medio de un cuento!

Descubre casas en alquiler para unas vacaciones de lujo en Whistler

¿Estás planeando un viaje de esquí con un toque extra de lujo? ¡No busques más! Los alquileres vacacionales disponibles en Whistler cuentan con bañeras de hidromasaje, chimeneas, vistas a la montaña, unas camas comodísimas y todo lo que necesitas para una estancia inolvidable. Si te gusta esquiar desde primera hora de la mañana, elige uno de los chalets de Luxury Retreats con acceso directo a las pistas. Por su parte, las casas disponibles en el propio pueblo son la opción ideal si, después de unas horas en la nieve, quieres aprovechar las tardes para salir de compras o tomarte algo en una cafetería. Todos los chalets están perfectamente equipados y tienen capacidad para hasta 18 personas; así tú y los tuyos podréis disfrutar de una estancia inolvidable con todo tipo de comodidades.

Whistler no es la única opción para esquiar en Canadá, ¡ni mucho menos! Después de probar las mejores pistas de la zona occidental, ¿por qué no pones rumbo al este? Al norte de Montreal, la estación quebequesa de Mont-Tremblant combina el estilo europeo con unas condiciones excepcionales, todo ello en un ambiente con un toque típicamente francés. Si estás pensando en hacer una escapada a una de las mejores estaciones del noreste de Canadá, los alquileres disponibles en Mont-Tremblant son una elección estupenda.