Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    ¿Mi espacio es adecuado para Airbnb?

    Hay un huésped perfecto para cada espacio: la clave está en comunicar claramente qué vas a ofrecer.
    Por Airbnb el 6 de ene. de 2020
    Lectura de 4 minutos
    Actualizado el 2 de sep. de 2021

    Lo más destacado

    • Podés ofrecer una habitación privada o compartida, un alojamiento entero o un espacio único

    • Lo indispensable es un lugar cómodo para dormir y acceso a un baño

    • Expresá con honestidad las ventajas y desventajas de tu alojamiento

    • Establecé un precio justo: a los huéspedes no les molesta que el lugar sea modesto siempre que el precio se ajuste a eso

    Aunque tal vez creas que un velero pequeño o un departamento sobre un boliche en el centro de la ciudad no puedan llegar a ser populares en Airbnb, lo cierto es que a los huéspedes les atraen muchos tipos de espacios diferentes, incluso los que son únicos o modestos. La clave está en crear un anuncio detallado y honesto que muestre lo que hace atractivo a tu espacio, tanto si es lujoso como si tiene sus peculiaridades o es sencillo y económico.

    Empecemos por el principio

    ¿Qué necesitás para ofrecer un espacio en Airbnb? Como requisito mínimo, los huéspedes esperan un espacio cómodo y limpio para dormir y acceso a un baño. Aunque no todos los alojamientos tienen acceso a una cocina, es importante indicar si tus huéspedes van a contar con un lugar para cocinar o no.

    Definí el tipo de propiedad

    En Airbnb hay una gran variedad de espacios, así que es muy importante que indiques en tu anuncio qué tipo de propiedad ofrecés exactamente. ¿Es una casa? ¿Un departamento? ¿Un bed and breakfast o un hotel boutique? Incluso algunos alojamientos están designados como “alojamientos únicos”, como es el caso de las casas en el árbol, las yurtas, los campings, los veleros, los molinos de viento, las casas rodantes, etc.

    Elegí a qué zonas van a tener acceso los huéspedes

    Podés indicar a los huéspedes que van a tener acceso privado a toda la propiedad o a una habitación privada, o que van a compartir espacios como el dormitorio, la cocina o el baño con otras personas (como tu familia, las personas con quienes convivas u otros huéspedes). Vos decidís si querés dedicar el espacio totalmente a los huéspedes o si preferís dejar tus pertenencias en el lugar. Lo importante es mantener el alojamiento limpio y comunicarte con tus huéspedes para que sepan exactamente qué esperar.

    Expresá con honestidad las ventajas y desventajas

    Joy, anfitriona en San Francisco, tiene un espacio muy bien ubicado en el corazón de la ciudad; es muy cómodo, pero a veces un poco ruidoso. Se dio cuenta de que es muy importante ser honesta acerca de las ventajas y desventajas en el anuncio, y ahora tiene cientos de evaluaciones positivas. “Lo más práctico de mi espacio es que está en el centro de la ciudad”, dice Joy. “Si no te gusta el ajetreo de la ciudad, puede que no sea el espacio adecuado para vos”.

    Además de usar palabras, mostrá imágenes

    Abhay es anfitrión de una habitación privada en San Francisco e incluye a Cody, su perro grande y blanco, como una característica destacada en su anuncio. Mostrar con claridad que tiene un perro hizo que los huéspedes valoren a su mascota como parte de su experiencia en Airbnb. “Lo que descubrí fue que todos los que se quedan conmigo son amantes de los perros”, dice Abhay. “Las personas a las que no les gustan los perros se van a otro lado”.

    La claridad es clave en este caso: mencionar a las mascotas en el anuncio es un buen comienzo, pero las imágenes valen más que mil palabras, ya que los huéspedes a veces reservan sin revisar la descripción cuidadosamente. Si tu espacio tiene características únicas (como una mascota), también es buena idea verificar, durante el proceso de reserva, que los huéspedes hayan revisado bien el anuncio.

    La honestidad ante todo

    Tim, anfitrión del norte de California, describe su espacio como un “refugio rústico” (y no exagera). Los huéspedes tienen que subir unas escaleras empinadas de madera hasta la entrada y la única bañera se encuentra al aire libre, lo que podría ser un lujo para los huéspedes adecuados. Es honesto y menciona que su propiedad es austera, y se dio cuenta de que los huéspedes reservan su espacio por su cercanía a la naturaleza y porque es un alojamiento fuera de lo común.

    Tim es anfitrión y explica por qué es importante que la descripción del anuncio se haga con honestidad.

    Establecé un precio realista para tu espacio

    ¿Tu espacio no es el Taj Mahal? ¡No hay ningún problema! Muchos huéspedes disfrutan de hospedarse en un espacio modesto siempre y cuando el precio sea acorde a la calidad. Recomendamos que los anfitriones nuevos comiencen con un precio un poco más bajo que el objetivo al que apuntan. Esto es útil para atraer huéspedes. Una vez que tengan bastantes evaluaciones positivas, pueden reevaluar el precio y subirlo si es necesario.

    Espacio para todos

    Cualquier persona que tenga un espacio para compartir puede convertirse en un anfitrión exitoso en Airbnb. No existe el alojamiento “ideal”. Solo tenés que asegurarte de que la descripción y las fotos sean honestas y detalladas para que los huéspedes sepan exactamente qué esperar. Hay un espacio perfecto para todos en Airbnb: desde habitaciones modestas hasta refugios rústicos y fincas de lujo.

    Lo más destacado

    • Podés ofrecer una habitación privada o compartida, un alojamiento entero o un espacio único

    • Lo indispensable es un lugar cómodo para dormir y acceso a un baño

    • Expresá con honestidad las ventajas y desventajas de tu alojamiento

    • Establecé un precio justo: a los huéspedes no les molesta que el lugar sea modesto siempre que el precio se ajuste a eso

    Airbnb
    6 de ene. de 2020
    ¿Te resultó útil?