Andá hacia adelante para ver los resultados sugeridos

    ¿Qué se espera de los anfitriones y sus alojamientos?

    Todos los anfitriones tienen que cumplir con estos estándares básicos para que sus huéspedes tengan una experiencia cómoda y confiable.

    Lo que no permitimos

    • Ser anfitrión sin permiso o sin las licencias necesarias: Airbnb requiere que todos los anfitriones estén autorizados para hospedar y que cumplan con todas las leyes correspondientes.
    • Comunicación poco confiable: los anfitriones tienen que estar disponibles para comunicarse con Airbnb o los huéspedes y responder preguntas en un plazo de tiempo razonable. Además, tienen que estar dispuestos a seguir los pasos que indique Airbnb ante cualquier problema que haya que resolver.
    • Anuncios que no sean veraces: la propiedad del anfitrión, su ubicación, el tipo de alojamiento, los niveles de privacidad y los servicios tienen que corresponderse exactamente con lo que estaba descrito en el anuncio al momento de la reserva. Los anfitriones pueden modificar detalles en una reserva ya aceptada solo con el consentimiento del huésped.
    • Alojamientos que no son seguros: los anfitriones tiene que garantizar que todos los alojamientos cuenten con una entrada principal que pueda asegurarse. Además, tienen que brindar llaves o códigos de seguridad para cada acceso importante.
    • Poca información para hacer el check-in: los anfitriones tiene que brindar a los huéspedes toda la información necesaria para acceder al alojamiento al momento del check-in (p. ej., códigos de acceso correctos, indicaciones claras, etc.). Si vas a recibirlos en persona, tenés que estar ahí a la hora acordada. Si vas a usar cajas de seguridad para llaves o códigos de acceso, tenés que garantizar que sean seguros (p. ej., deberías cambiar los códigos de una reserva a otra).
    • Alojamientos poco limpios: en la propiedad del anfitrión no puede haber nada que represente un riesgo para la salud (como moho, plagas o bichos), se tiene que cumplir con altos estándares de limpieza y hay que limpiar entre una estadía y otra.
    • Estadías no seguras: los anfitriones tiene que garantizar que sus alojamientos o experiencias no presenten ningún riesgo para la seguridad que no se haya comunicado previamente (p. ej., salidas de emergencia bloqueadas, riesgo de descarga eléctrica, veneno para ratas). Además, tienen que ocuparse de solucionar estos problemas si Airbnb o los viajeros se lo piden.
    • Arbitraje: no está permitido usar un tercero para reservar un hotel o alojamiento ajeno y publicarlo en Airbnb a un precio más alto. Los anfitriones tienen que atenerse a las normas específicas que regulan los tiempos compartidos y tipos de alojamientos similares al considerar la posibilidad de publicar su espacio en Airbnb.
    • Explotación de animales: en nuestra comunidad no hay lugar para los alojamientos o experiencias que exploten animales (p. ej., zoológicos ambulantes, experiencias que incluyan competencias de caza). Los anfitriones tienen que cumplir con las pautas de bienestar animal de Airbnb.

    Más información sobre los Estándares de responsabilidad para anfitriones.

    Estamos acá para ayudarte

    Si experimentás o sos testigo de un comportamiento que va en contra de nuestras políticas, avisanos.

    Aunque estas pautas no cubren todas las situaciones posibles, están diseñadas para ofrecer una orientación general sobre las políticas de la comunidad de Airbnb.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?

    Artículos relacionados